Entradas

¿Estás buscando los servicios de un diseñador?

Si tienes una empresa o estás al cargo de una nueva marca y no tienes experiencia en el sector, probablemente te cueste encontrar profesionales en los que confiar. Si has llegado hasta aquí, estás pensando en un buen diseñador. Nosotros lo que estamos pensando es en ponértelo más fácil.

Para que tu trabajo alcance el resultado que tienes en mente, deberás contar con un diseñador que comprenda tu marca, que termine de pulir tu idea y la ejecute con atención. Por eso, hemos reunido las cualidades que debe cumplir un buen diseñador.

Los 10 mandamientos del buen diseñador gráfico: 

1. Amará la imaginación por encima de todas las cosas
Un diseñador sin creatividad, que no se atreva a arriesgar, no llegará muy lejos. Busca alguien dispuesto a dar un paso más allá y evitar lo obvio.
2. No trabajará en vano
Esto lo debe tener en cuenta tanto el propio diseñador como tú, que vas a contratarle. No valen favores ni trabajos a bajo coste. Un diseñador que valore su trabajo, no te dirá «sí» a cambio de nada y tú deberás aprender a valorar su trabajo, a entender las horas que pasa frente a tu diseño, a apreciar lo que hace por tu marca.
3. Santificará a los clientes amables
En relación con el punto anterior, el buen diseñador sabrá apreciar un buen cliente. Un buen profesional será aquel que, tras haber recibido un trato agradable, estará dispuesto a entregarse a tu proyecto y te recibirá en un futuro sin dudarlo.
4. Honrará a su personalidad
El diseñador sí o sí deberá adaptarse a la filosofía del proyecto que le presentes, lo entenderá y verá su trabajo desde esa perspectiva en concreto. Sin embargo, no debe dejar de ser él mismo. En cada cual existe una marca personal que agradecerás quede plasmada en tus diseños.
5. No matará el tiempo sin trabajar
El tiempo es oro y en el diseño esta expresión se multiplica por mil. El diseñador que elijas deberá saber organizar su horario, te dará unos timings aproximados sobre los que trabajará y cumplirá con su palabra antes de la entrega.
mac de diseñador  Los 10 mandamientos del buen diseñador gráfico office 820390 1920 1030x687
 
6. No cometerá faltas de ortografía ni errores gramaticales
Vale que el diseñador no tenga por qué hacerse cargo de la labor del copywriter, pero cuando se trabaja de forma independiente o en un estudio, la responsabilidad de que los textos estén bien escritos recae sobre él y nadie más. Si comete un error en la ortografía, el diseño cae con ello.
7. No robará diseños ajenos
Aquí no hay discusión. El diseñador podrá inspirarse en otros trabajos, acumular ideas de uno y otro lado, pero todo ello tendrá que fluir hacia una perspectiva propia. Tarde o temprano, alguien se dará cuenta de que tu diseño es «casualmente» demasiado parecido a otro.
8. No te dará un falso presupuesto, para bien o para mal
Puede que no conozcas cuál es el presupuesto que merece tu diseño, pero estudiando la experiencia y actitud del diseñador serás capaz de razonar si merece o no la pena. Si te cobra menos en un primer proyecto, acabará perjudicándole en el futuro. Si se excede por arriba, acabarás enterándote a medida que ganes popularidad. Piénsalo muy bien y ten en mente los puntos anteriores.
9. No consentirá que terceras personas no entiendan su diseño
El diseño pasará por varios ojos antes de convertirse en definitivo. Tanto tú como el propio diseñador podéis hacer la prueba y mostrárselo a conocidos. Si no comprenden la idea, algo falla. El buen profesional no dudará en hacer cambios si esto ocurre.
10. No codiciará obtener el resultado definitivo en el primer intento
Ni en el segundo, ni en el tercero… Por muy nítida que tú le presentes la idea y que él crea poder desarrollarla, habrá que hacer y deshacer hasta dar con el diseño exacto. El buen diseñador trabajará todo lo que sea necesario y tú, por favor, deberás tener paciencia y confiar en él.

Ahora ya lo tienes más fácil a la hora de elegir un diseñador para tu marca. No te dejes llevar por un precio bajo o un portfolio, aparentemente, potente. Dedica un mínimo de tiempo a conocer al profesional y entonces sí, prepárate para triunfar.

En un ecommerce de alimentación todo cuenta

En su artículo ‘Merchandising: mejorar el producto en el punto de venta’, Begoña Jordá, profesora de la UPV, estima lo siguiente sobre la influencia del entorno de un supermercado a la hora de comprar:

El punto de venta influye en un alto porcentaje de las compras realizadas dentro de un supermercado. Algunos autores hablan del 78%, así que puede decirse que los elementos que encuentra el comprador en el supermercado son capaces de influir en el 78% de los productos comprados. A esto hay que añadir que un alto porcentaje de las compras (…) son compras impulsivas, es decir, compras de productos que el consumidor no tenía previsto hacer pero que, tras recorrer el establecimiento, decide realizar (…)”.

En el caso de los supermercados online, o ecommerce de alimentación, este porcentaje juega prácticamente igual. De poco sirve tener la mejor marca de galletas o un vino extraordinario si no lo sabes vender. Y aquí entra la construcción de tu escaparate y estanterías virtuales.

Porque queremos ayudarte a triunfar, en JG DESIGN vamos a marcarte las claves que deberá cumplir tu ecommerce de alimentación:

Los 10 mandamientos de un buen ecommerce de alimentación

1. Amarás el diseño responsive sobre todas las cosas: Esto significa que tu web se debe adaptar a cualquier pantalla y que pueda verse igual desde un ordenador, móvil o tablet.
2. No usarás las imágenes en vano: Si quieres vender, tendrás que cuidar mucho las fotografías de tus alimentos. No sólo deben ser de calidad en cuanto a estética, también tendrás que vigilar que su tamaño permita cargar la web con rapidez. Elige las mejores, optimiza y ordena logrando un equilibrio.
3. Santificarás los textos: Los textos se encargarán de convencer a ese posible comprador a quien le ha llamado la atención la apariencia de tu ecommerce. Redacta correctamente, estructúralos con claridad y aporta toda la información necesaria sin resultar tedioso.
4. Honrarás los espacios en blanco: Elige bien dónde debes dejar un espacio, te ayudará a separar las diferentes secciones y resaltar aquellas partes que prefieras. Sé cuidadoso.

pasta para ecommerce  10 mandamientos de un ecommerce de alimentación pasta ecommerce
5. No descuidarás la tipografía: La tipografía es, como ya hemos dicho en otras ocasiones, una parte fundamental de cualquier diseño. Busca aquella que encaje con la esencia de tus ecommerce y no la mezcles con muchas otras. Fíjate en que sea legible y contraste con el fondo.
6. No cometerás fallos en la alineación: Volvemos al tema del orden. Es muy importante que los distintos elementos de tu diseño estén perfectamente alineados y no confundan al consumidor.
7. No restarás visibilidad a lo realmente importante: Todo aquello que quieras resaltar, debe ir en los lugares más visibles de la web. Piensa que el usuario leerá de arriba abajo y de izquierda a derecha.
8. No tendrás falsos menús ni botones incoherentes: Se trata de ponérselo fácil al consumidor. Piensa muy bien cuáles van a ser las diferentes partes de tu página, para qué servirá cada menú, qué colocarás en cada sección… Y siempre pensando en un fin.
9. No consentirás que el usuario se pierda en tu ecommerce: Hay que ser muy claro con el consumidor y ayudarle a navegar. Indícale dónde se encuentra en cada momento y haz visibles los siguientes pasos.
10. No codiciarás los botones de acción ajenos: Hay que utilizar botones de acción sí o sí, pero siempre respetando la personalidad de tu marca. Sé original, utiliza colores que destaquen y un texto único y directo.


Si quieres que tu ecommerce de alimentación se convierta en una experiencia agradable, deberá cumplir todos estos requisitos. Recuerda: estás en la red por y para tu consumidor.

¿Necesitas asesoramiento o ayuda en la creación de tu ecommerce?

¡Consúltanos sin compromiso!