Entradas

Te damos 5 clarísimas razones para abrir un e-commerce

Si tienes una idea de negocio en mente, probablemente te hayas planteado la opción de llevarlo a cabo en forma de e-commerce o comercio electrónico. Lo que ocurre es que, aun en plena era millennial, no todo el mundo confía en ellos. Tú lo sabes, nosotros lo sabemos y ellos (que son tus clientes) lo saben, por eso te encuentras parado en el borde de lo tradicional y el mundo online, con miedo a dar el paso. En DESIGN JG queremos ayudarte.

Antes de nada, conviene aclarar qué entendemos por e-commerce o comercio electrónico: “Es un método de compraventa de bienes, productos o servicios valiéndose de internet como medio, es decir, comerciar de manera online”, encontramos en debitoor.es. Por lo tanto, tener presencia en redes sociales o contar con una página web no hace a tu marca un e-commerce. Para poder llamarlo así debe existir la venta online.

Además, dependiendo de la dinámica de estas ventas y quién sea el destinatario, podemos distinguir varios tipos de e-commerce:

  • B2B (Business-to-Business): Empresas que comercian con otras empresas u organizaciones.
  • B2C (Business-to-Consumer): Empresas que comercian con consumidores.
  • B2G (Business-to-Government): Empresas que comercian con instituciones del gobierno.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): Comercio entre particulares, es decir, consumidores que compran y venden a otros clientes.
  • C2B (Consumer-to-Business): Consumidores que venden a negocios, muy popular en productos de segunda mano.

razones para montar un ecommerce  ¿Por qué deberías decantarte por un e-commerce? ecommerce 2140603 960 720

El más habitual y, probablemente, el que correspondería a tu modelo de negocio es el B2C. Con esto aclarado, ahora sí, nos metemos de lleno en el mundo del e-commerce y te damos 5 buenas razones para lanzarte a este mundo:

  1. Es más barato que una tienda de toda la vida: te ahorrarás el alquiler del local, el mantenimiento del mismo, el mobiliario, el sueldo del personal…
  2. Un cliente contento con un e-commerce es un cliente fiel: si a una marca respetada entre los consumidores además cuenta con la opción de venta online, con todas las comodidades que esto supone (inmediatez de compra, al alcance de todos, evita desplazamientos, no existen colas…) hay muchas posibilidades de que vuelvan a visitarte.
  3. Las 24 horas del día, los 375 días del año estén donde estén tus clientes: Internet tiene alrededor de 350 millones de usuarios activos, sin límite de horas e independientemente del día. ¿Crees que una tienda convencional te daría la opción de llegar a un público de estas dimensiones?
  4. Podrás estar más cerca de los consumidores: puede parecer una utopía teniendo en cuenta que no estaréis cara a cara, pero es que con un e-commerce llegas hasta la casa de tu cliente. Debes valorar esto y ofrecerle todo tipo de información, ayuda para responder dudas, una web de uso claro y sencillo y, por supuesto, todo tipo de certificados para una compra segura.
  5. Hacer marketing es pan comido: con un comercio electrónico podrás recopilar datos personales de tus consumidores, analizar su comportamiento dentro de la web y hacer un estudio de sus gustos. Poder atender sus necesidades y saber cómo llegar a él es mucho más sencillo.

______________________________________________________________________________________________________________________________

¿Ya lo tienes claro? Ahora sólo necesitas montar la web perfecta para tu tienda virtual, pues su diseño será tan importante como la calidad de tus productos o servicios.

¡Cuenta con nosotros!

En un ecommerce de alimentación todo cuenta

En su artículo ‘Merchandising: mejorar el producto en el punto de venta’, Begoña Jordá, profesora de la UPV, estima lo siguiente sobre la influencia del entorno de un supermercado a la hora de comprar:

El punto de venta influye en un alto porcentaje de las compras realizadas dentro de un supermercado. Algunos autores hablan del 78%, así que puede decirse que los elementos que encuentra el comprador en el supermercado son capaces de influir en el 78% de los productos comprados. A esto hay que añadir que un alto porcentaje de las compras (…) son compras impulsivas, es decir, compras de productos que el consumidor no tenía previsto hacer pero que, tras recorrer el establecimiento, decide realizar (…)”.

En el caso de los supermercados online, o ecommerce de alimentación, este porcentaje juega prácticamente igual. De poco sirve tener la mejor marca de galletas o un vino extraordinario si no lo sabes vender. Y aquí entra la construcción de tu escaparate y estanterías virtuales.

Porque queremos ayudarte a triunfar, en JG DESIGN vamos a marcarte las claves que deberá cumplir tu ecommerce de alimentación:

Los 10 mandamientos de un buen ecommerce de alimentación

1. Amarás el diseño responsive sobre todas las cosas: Esto significa que tu web se debe adaptar a cualquier pantalla y que pueda verse igual desde un ordenador, móvil o tablet.
2. No usarás las imágenes en vano: Si quieres vender, tendrás que cuidar mucho las fotografías de tus alimentos. No sólo deben ser de calidad en cuanto a estética, también tendrás que vigilar que su tamaño permita cargar la web con rapidez. Elige las mejores, optimiza y ordena logrando un equilibrio.
3. Santificarás los textos: Los textos se encargarán de convencer a ese posible comprador a quien le ha llamado la atención la apariencia de tu ecommerce. Redacta correctamente, estructúralos con claridad y aporta toda la información necesaria sin resultar tedioso.
4. Honrarás los espacios en blanco: Elige bien dónde debes dejar un espacio, te ayudará a separar las diferentes secciones y resaltar aquellas partes que prefieras. Sé cuidadoso.

pasta para ecommerce  10 mandamientos de un ecommerce de alimentación pasta ecommerce
5. No descuidarás la tipografía: La tipografía es, como ya hemos dicho en otras ocasiones, una parte fundamental de cualquier diseño. Busca aquella que encaje con la esencia de tus ecommerce y no la mezcles con muchas otras. Fíjate en que sea legible y contraste con el fondo.
6. No cometerás fallos en la alineación: Volvemos al tema del orden. Es muy importante que los distintos elementos de tu diseño estén perfectamente alineados y no confundan al consumidor.
7. No restarás visibilidad a lo realmente importante: Todo aquello que quieras resaltar, debe ir en los lugares más visibles de la web. Piensa que el usuario leerá de arriba abajo y de izquierda a derecha.
8. No tendrás falsos menús ni botones incoherentes: Se trata de ponérselo fácil al consumidor. Piensa muy bien cuáles van a ser las diferentes partes de tu página, para qué servirá cada menú, qué colocarás en cada sección… Y siempre pensando en un fin.
9. No consentirás que el usuario se pierda en tu ecommerce: Hay que ser muy claro con el consumidor y ayudarle a navegar. Indícale dónde se encuentra en cada momento y haz visibles los siguientes pasos.
10. No codiciarás los botones de acción ajenos: Hay que utilizar botones de acción sí o sí, pero siempre respetando la personalidad de tu marca. Sé original, utiliza colores que destaquen y un texto único y directo.


Si quieres que tu ecommerce de alimentación se convierta en una experiencia agradable, deberá cumplir todos estos requisitos. Recuerda: estás en la red por y para tu consumidor.

¿Necesitas asesoramiento o ayuda en la creación de tu ecommerce?

¡Consúltanos sin compromiso!