Entradas

Diseño web responsive: adaptarse o morir

Casi el 80% de la población se conecta regularmente a Internet y, entre estos, el número de personas que lo hacen desde un teléfono móvil ya ha superado a aquellas que navegan a través de un ordenador. En alza están también quienes utilizan otros dispositivos como tablet y smart TV. ¿Qué pasa si tu web sólo está pensada para verse desde un ordenador? Exacto, te has ganado una equis enorme por parte de un posible cliente.

¿Qué es exactamente el diseño web responsive?

Como habrás imaginado por lo que ya te hemos dicho al inicio, el responsive tiene que ver con una técnica de desarrollo web que logra que tu página web se adapte a la pantalla de cualquier tipo de dispositivo. De esta forma, el usuario puede navegar cómodamente y sin necesidad de ampliar y minimizar cada vez que quiera realizar una función.

Para esto, tendremos en cuenta tres cuestiones principales:

  1. El ancho de la pantalla: lo que en el ordenador puedes ordenar en horizontal, tendremos que reubicarlo en vertical para un smartphone.
  2. El contenido: habrá que establecer prioridades y ordenarlo de forma que el usuario acceda fácilmente a donde deseas llevarle. Por ejemplo, los menús que aparecen en horizontal en la pantalla de un ordenador, tendrán que reducirse a la famosa hamburguesa desplegable en vertical para pantallas más pequeñas. Puede, incluso, que tengas que deshacerte de algunos elementos prescindibles: también el tiempo de carga es crucial.
  3. El tamaño de los textos: los textos de tu web son la brújula para que el usuario avance a través de ella. Por lo tanto, es crucial que estos se visualicen a la perfección y aparezcan en un orden lógico.
características del diseño responsive  ¿Por qué debes tener un diseño web responsive? diseno responsive

Imagen del blog 40defiebre.com

 

5 razones para que tu web sea responsive

Si, después de esto, aún no has deducido por qué es importante que tu página web se adapte a los diferentes dispositivos, aquí tienes unos cuantos motivos:

  1. Tus clientes tendrán una mejor experiencia. Si navegar por tu página resulta un quebradero de cabeza más que una experiencia positiva, es muy probable que las visitas no se repitan. Es fundamental pensar en el usuario y ponérselo fácil a la hora de encontrar lo que busca, así guardará un buen recuerdo y reforzará el prestigio de tu marca. Por supuesto, también repercutirá directamente en el tiempo de permanencia en la web.
  2. Mejorará tu SEOLa otra opción para que una web se vea en smartphone es crear una versión móvil, pero esto sólo es recomendable en el caso de páginas muy concretas como puede ser una landing page. ¿Por qué? Si doblas la versión de tu página web, el contenido estará duplicado y Google lo penalizará: tu posicionamiento SEO no sea óptimo.
  3. Reducirás los costes de mantenimiento. Con el desarrollo responsive estarás utilizando una misma plantilla para los distintos dispositivos, así que cuando realices un cambio se repetirá en todas sin que tengas que trabajar versión por versión.
  4. Ganarás visibilidad. Si el usuario que navega por tu web está cómodo y encuentra algo interesante, podrá compartirlo en sus redes sociales si un diseño responsive se lo permite. De esta manera, tienes más posibilidades de llegar a un mayor número de personas.
  5. Serás más feliz y te dolerá menos la cabeza. ¿Hace falta que lo expliquemos?

__________________________________________________________________________________________________________________________

Ahora ya lo sabes: trabajes en el sector que trabajes, no puedes prescindir de un diseño responsive en tu web. Adaptarse o morir.

¡No te vayas tan rápido a buscar la forma de hacerlo! Si aún no lo tienes, nosotros te podemos ayudar.

En un ecommerce de alimentación todo cuenta

En su artículo ‘Merchandising: mejorar el producto en el punto de venta’, Begoña Jordá, profesora de la UPV, estima lo siguiente sobre la influencia del entorno de un supermercado a la hora de comprar:

El punto de venta influye en un alto porcentaje de las compras realizadas dentro de un supermercado. Algunos autores hablan del 78%, así que puede decirse que los elementos que encuentra el comprador en el supermercado son capaces de influir en el 78% de los productos comprados. A esto hay que añadir que un alto porcentaje de las compras (…) son compras impulsivas, es decir, compras de productos que el consumidor no tenía previsto hacer pero que, tras recorrer el establecimiento, decide realizar (…)”.

En el caso de los supermercados online, o ecommerce de alimentación, este porcentaje juega prácticamente igual. De poco sirve tener la mejor marca de galletas o un vino extraordinario si no lo sabes vender. Y aquí entra la construcción de tu escaparate y estanterías virtuales.

Porque queremos ayudarte a triunfar, en JG DESIGN vamos a marcarte las claves que deberá cumplir tu ecommerce de alimentación:

Los 10 mandamientos de un buen ecommerce de alimentación

1. Amarás el diseño responsive sobre todas las cosas: Esto significa que tu web se debe adaptar a cualquier pantalla y que pueda verse igual desde un ordenador, móvil o tablet.
2. No usarás las imágenes en vano: Si quieres vender, tendrás que cuidar mucho las fotografías de tus alimentos. No sólo deben ser de calidad en cuanto a estética, también tendrás que vigilar que su tamaño permita cargar la web con rapidez. Elige las mejores, optimiza y ordena logrando un equilibrio.
3. Santificarás los textos: Los textos se encargarán de convencer a ese posible comprador a quien le ha llamado la atención la apariencia de tu ecommerce. Redacta correctamente, estructúralos con claridad y aporta toda la información necesaria sin resultar tedioso.
4. Honrarás los espacios en blanco: Elige bien dónde debes dejar un espacio, te ayudará a separar las diferentes secciones y resaltar aquellas partes que prefieras. Sé cuidadoso.

pasta para ecommerce  10 mandamientos de un ecommerce de alimentación pasta ecommerce
5. No descuidarás la tipografía: La tipografía es, como ya hemos dicho en otras ocasiones, una parte fundamental de cualquier diseño. Busca aquella que encaje con la esencia de tus ecommerce y no la mezcles con muchas otras. Fíjate en que sea legible y contraste con el fondo.
6. No cometerás fallos en la alineación: Volvemos al tema del orden. Es muy importante que los distintos elementos de tu diseño estén perfectamente alineados y no confundan al consumidor.
7. No restarás visibilidad a lo realmente importante: Todo aquello que quieras resaltar, debe ir en los lugares más visibles de la web. Piensa que el usuario leerá de arriba abajo y de izquierda a derecha.
8. No tendrás falsos menús ni botones incoherentes: Se trata de ponérselo fácil al consumidor. Piensa muy bien cuáles van a ser las diferentes partes de tu página, para qué servirá cada menú, qué colocarás en cada sección… Y siempre pensando en un fin.
9. No consentirás que el usuario se pierda en tu ecommerce: Hay que ser muy claro con el consumidor y ayudarle a navegar. Indícale dónde se encuentra en cada momento y haz visibles los siguientes pasos.
10. No codiciarás los botones de acción ajenos: Hay que utilizar botones de acción sí o sí, pero siempre respetando la personalidad de tu marca. Sé original, utiliza colores que destaquen y un texto único y directo.


Si quieres que tu ecommerce de alimentación se convierta en una experiencia agradable, deberá cumplir todos estos requisitos. Recuerda: estás en la red por y para tu consumidor.

¿Necesitas asesoramiento o ayuda en la creación de tu ecommerce?

¡Consúltanos sin compromiso!