Entradas

¿Sabes que podrías enamorar a alguien

con un buen packaging de chucherías?

Aquí no habla ningún estudio científico, sino las emociones: con el packaging de chucherías puedes atrapar consumidores de cualquier edad. Pocas cosas reparten tanta ilusión como una dosis de gominolas, chocolate o caramelos. Si además aciertas con el envoltorio, la sonrisa está asegurada.

Cualquier producto en el que pienses está tremendamente condicionado por el éxito de su embalaje, así que las chucherías no iban a ser menos. ¿De verdad crees que la experiencia de entregarlas en una simple bolsa de plástico es equiparable a hacerlo en un bonito envoltorio?

Si tu respuesta ha sido “sí”, es hora de que bajes de la nube. En DESIGN JG vamos a echarte una mano para que tú también seas capaz de enamorar a tus consumidores. ¡Vamos allá!

packaging de chuches con monstruos  5 claves esenciales en packaging de chucherías packaging monstruo 3

5 claves para triunfar con el packaging de chucherías

1) Llama la atención de un solo vistazo

Ya sabes lo que siempre decimos: sólo hay una oportunidad para causar una buena primera impresión. El packaging será tu carta de presentación en kioscos y supermercados, así que más vale que su diseño pida a gritos que se fijen en él. Elige un material consistente, el tamaño adecuado y cuida los detalles. No permitas que ninguna marca se parezca a la tuya.

2) Uso sencillo e intuitivo

Que sea llamativo no está reñido con que sea fácil de abrir. Si tu consumidor tiene que romperse la cabeza para adivinar cómo acceder a las chucherías, pierdes puntos. Piensa, además, que en el 80% de los casos tus consumidores serán niños: ¿de verdad vas a ser tan cruel de ponérselo complicado? Si la accesibilidad de tu diseño es algo nunca visto, al menos indica unas instrucciones claras y originales (para cosas serias ya están los electrodomésticos).

Diseño de packaging para chocolate  5 claves esenciales en packaging de chucherías Reval Chocolate Packaging by AD Angels 02

3) Si el envase tiene un segundo uso, has ganado

Como decíamos al principio de este artículo, una bolsa de plástico cualquiera dirá muy poco de tu marca. ¿Qué tal si incluyes un pasatiempo en la parte trasera o creas varios diseños coleccionables? Si, además, crees que pueden encajar otros materiales como el metal o el cartón, las opciones de crear un packaging reutilizable son infinitas. ¿Quién se va a resistir a un 2×1?

4) Si fallas en los colores, lo tienes complicado

Da igual si eres poco goloso o si prefieres lo salado a la dulce, cualquiera podría asociar colores muy identificativos al mundo de las chucherías. Colores vivos como rosas y azules son clave para asociar un producto no sólo con algo dulce, sino con algo divertido y muy tentativo a ser comprado. Dependerá de la filosofía de tu marca, el estilo del producto y el público al que te dirijas, pero nunca rompas esa maravillosa armonía que nos generan las chuches.

5) Emana felicidad

Cualquier producto debe ir asociado a unas emociones y valores concretos, el de las chucherías está claro: felicidad. En la inmensa mayoría de los casos, las gominolas o el chocolate nos transportan a momentos tremendamente agradables. Bien puede ser a tu infancia, al regalo que te hizo tu pareja o a una noche en casa con amigos. Es muy fácil arrancar una sonrisa con chucherías, no pierdas la oportunidad de conseguirlo desde el envoltorio.


Con estas ideas claras, ya sólo te falta conseguir que el interior sea delicioso. Si aún te queda algo por resolver sobre el packaging de chucherías o crees que algo falla en el de tu marca, no dudes en contactarnos. Hazlo sin compromiso.

¡Estaremos encantados de trabajar en el diseño que te haga triunfar!